Human rights globally recognized but not respected! Why? ( Spanish) DERECHOS HUMANOS ULTRAJADOS TODAVIA HOY: EL FONDO YACE EN LOS DEBERES HUMANOS OLVIDADOS







La promoción de los derechos humanos ha sido, desde el siglo pasado, uno de los grandes labores de los grandes organismos internacionales y de muchos gobiernos alrededor del mundo. Su importancia es central para construir una cultura de paz y progreso. Pero la realidad de los informes sobre su implementación y seguimiento son desalentadores: estos derechos se transgreden continuamente alrededor del mundo.(1)
Pero ¿Por qué? ¿Cuáles son las razones de fondo que minan el respeto a lo más elemental del ser humano? La respuesta está más cerca de lo que pensamos y, además, la solución germina dentro de cada uno de nosotros.
En este sentido el escritor Eduardo Carrasco nos presenta una guía al cuestionamiento escribiendo en un artículo:
“Pero los derechos existen únicamente en la medida en que sean reconocidos por quienes deben respetarlos. Por lo tanto, nuestros derechos dependen de que los demás los reconozcan… Lo único que nos cabe a nosotros en cuanto a ellos, es respetar los de los demás. Ese es el primer paso para que se respeten los nuestros.” (2)



Entonces a la declaración de los derechos humanos le falta un contrapeso evidente que  se puede intuir: “Ante todo derecho existe un deber” y que parece no existir. Ante los derechos humanos deberían existir los deberes humanos.

Pues sí existen pero se les ha dejado en el olvido. Nadie los menciona, nadie los trata, nadie los incorpora a los documentos internacionales vinculantes, y ni siquiera aparecen en una búsqueda en el internet.

Así como lo menciona el Lic. Gabriel Quadri en su artículo para El Economista sobre la elaboración de la Constitución del nuevo Estado de la Ciudad de México y que, de acuerdo a su reflexión, se está convirtiendo en una “feria de derechos” sin aclarar cómo garantizarlos ni cómo financiarlos:

“Es preciso impedirlo, e introducir en el texto constitucional, como balance esencial y contraparte a la feria de derechos, Deberes Humanos como principio constitutivo de ciudadanía y de convivencia colectiva. Los Deberes Humanos son condición indispensable para el ejercicio eficaz de libertades positivas y negativas (recordemos a Isaiah Berlin), y para la observancia  de los derechos humanos.” (3)


Los “Deberes Humanos” tan necesarios para garantizar los “Derechos Humanos” se establecieron como La Declaración de Responsabilidades y Deberes Humanos (o DRDH), en el marco de la UNESCO y con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos  en 1998 para conmemorar el 50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos  (4)  y cubren deberes ciudadanos en áreas como: vida, integridad física, igualdad, seguridad, asociación, expresión y religión entre otros. Además establece estos deberes como obligación ética, moral y responsabilidad legal no solo para las entidades de gobierno, como hoy en día se atribuye exclusivamente, sino para las comunidades e individuos.

Lo que nos lleva a la labor de fondo que no se ha realizado y que la fe católica y otras denominaciones han insistido e inculcado a través del tiempo:

Para aceptar estas obligaciones y respetar los derechos del otro tenemos que concebirnos iguales en dignidad, viendo más allá de nuestras diferencias y diversidades accidentales y reconocer nuestras propias limitaciones y deficiencias con humildad.

Y sin necesidad de estar de acuerdo con principios religiosos, para ello, debemos de reconocer el misterio que hay en el hombre para respetar lo más esencial de cada persona, como dice el Sr. Eduardo Carrasco:

“Si todos los seres humanos fueran capaces de reconocer la indigencia de fondo que hay en toda vida humana…

“El que asume el misterio de la existencia humana en todo su insondable alcance no podría jamás tratar a otro hombre como un medio, ni manipular su cuerpo, ni intentar forzar su conciencia, porque tendría que reconocer que en verdad no sabe lo que está haciendo.” (5)


Por Ana Elena Barroso    @mujer_catolica







Comments

Popular posts from this blog

The Memorare

10 Minute Daily Retreat: 7 Months, 7 Gifts of the Holy Spirit

‘You are my Son, the Beloved; with you I am well pleased.’ Sunday Reflections, The Baptism of the Lord, Year C