Lent as an Opportunity ( Spanish) La oprtunidad de Cuaresma.


Image result for cuaresma para crecer





Es “miércoles de Ceniza” estamos en Cuaresma.  Estar en la Cuaresma no es pensar que lo viernes no hay que comer carne y que ese alimento lo cambiaremos por pescado. A muchas, muchísimas personas no obliga este mandato de la Iglesia católica por que no tienen para comprar carne ni tienen para pescado. Solo el grupo de personas, que cada vez son menos, están en condiciones de elegir, son las que deben acatar esta disposición. 


   Así como el Tiempo de Adviento fue una preparación para la llegada del Hijo de Dios hecho hombre, así ahora debemos prepararnos para la Semana Santa, donde Cristo se somete voluntariamente a una Pasión, a una Muerte y a una Resurrección para salvarnos.  ¿ Y de qué nos vino a salvar? De un destino que había para toda la Humanidad de desheredados del Cielo por el pecado. Por ello, en estos cuarenta días hemos de orar con más intensidad y pensar que es tiempo de sacrificios y arrepentimiento de nuestras faltas o pecados. 

leer más... 


 


   “Hermanos, como colaboradores que somos de Dios, los exhortamos a no echar su grano en saco roto .Porque el Señor dice : - “En el tiempo favorable te escuché y en el día de la salvación te socorrí” San Pablo, en la segunda casta a los corintios: 5,20,6,2. 


    Pues bien, ahora es el tiempo favorable, ahora, esta Cuaresma es el tiempo de la salvación. Es Cuaresma.

 TIEMPO FAVORABLE, TIEMPO DE ARREPENTIMIENTO Y DE CREER EN EL EVANGELIO. TIEMPO DE SALVACIÓN.

                     Jesús también tuvo su Cuaresma. 


    Nada hay en nuestra vida que Cristo no lo haya vivido primero. Antes de que llegara su Pasión y Muerte se prepara para esto y se retira al desierto CUARENTA DÍAS para ayunar y para orar. Es ahí cuando Satanás aprovecha su debilidad como hombre para tentarlo. Pone por tres veces a prueba su rectitud filial con Dios. Y Jesús rechaza estos ataques o tentaciones.


   La victoria de Jesús en el desierto sobre el demonio es un anticipo de la Pasión, suprema obediencia de su amor filial a su Padre Dios.

   

 Es pues la Cuaresma, tiempo invaluable para los creyentes. Es donde Dios nos da una nueva oportunidad de enderezar nuestro camino, de que el perdón para los agravios, ese que tanto nos cuesta muchas veces, florezca en nuestro corazón y nos deje el bálsamos de la paz, de aumentar nuestra generosidad hacia los que nos rodean con palabras y actos de amor, con un recogimiento íntimo y especial a la hora de orar y asumir con plena aceptación todas las cruces que tengamos en nuestra vida.

    

Eso es la Cuaresma. Estamos en ella… Aprovechémosla. ES AHORA, TODAVÍA ES TIEMPO.

   

POR:  MARÍA ESTHER DE ARIÑO.

Comments

Popular posts from this blog

The Memorare

Authors

10 Minute Daily Retreat: 7 Months, 7 Gifts of the Holy Spirit