The life of a Saint (Spanish) Vida santa con trabajo.







Satanás tienta a los santos en modos diferentes a los que hace al pecador normal, ya que aquellos que desean ser santos, amar a Dios verdaderamente, generalmente abandonan los pecados mortales al principio de su viaje. Entonces, el objetivo es deshacerse de todos los pecados veniales, seguido de la necesidad de deshacerse de las imperfecciones de temperamento y carácter, seguido de la destrucción de la falla predominante, que es lo que lleva a uno al pecado mortal y venial. A veces, la eliminación de la falla predominante se produce antes de la eliminación de las imperfecciones.
Por lo general, este proceso lleva años, muchos años.


Éstas son las tentaciones que infligen a los que están cercanos a Dios:

leer más.. 


 


1ª.Pensar que los sentimientos, las emociones nos llevan a un estado de santidad. 


2ª. La singularidad. Significa que uno piensa que uno es mejor que otras personas y que necesita un conocimiento especial y Dios le da un conocimiento especial.



3ª. Enfatizar lo externo en lugar del crecimiento espiritual interno….se vuelven más y más preocupado por lo externo, en lugar de la purificación interna de la memoria, comprensión y voluntad.


4ª. El orgullo espiritual que dicta que uno debe ser "más santo" que los demás, y el ayuno, o la rigidez de la ropa o la dieta, revela el orgullo espiritual. El orgullo espiritual lleva a la rebelión contra la autoridad de la Iglesia.


5ª. Espiritualizar el día a día viviendo tanto que una persona ya no vive en el mundo real. Sí, debemos rezar constantemente, pero debemos cumplir con nuestros deberes de limpiar, comprar, ayudar a los necesitados, escuchar a los solitarios o asustados, etc.


6ª. La presunción. Este es el gran pecado de nuestros hermanos protestantes, quienes creen que son salvos una vez y eso es todo. Uno nunca puede presumir que está salvado.



Dos cosas pueden ayudarnos a mantenernos en el camino de la santidad: lea y medite sobre cómo Cristo nos mostró cómo vencer la tentación: Cristo usa las Escrituras para vencer al diablo, con la comprensión del significado de esos textos. Y  seguir las doce reglas de San Benito.


 Aquí la Regla de San Benito.Los Doce Pasos de la Humildad.


Paso 1. Se da un primer paso cuando uno obedece conscientemente todos los mandamientos de Dios, nunca los ignora pero siempre tiene dentro de sí un temor de Dios en su corazón.

Paso 2. El segundo paso se logra cuando uno no piensa en complacerse a sí mismo, sino que sigue el mandato del Señor.
 
Paso 3. El tercer paso se alcanza cuando por amor a Dios, uno se somete obedientemente a un superior imitando al Señor.
 
Paso 4. El cuarto paso se logra cuando uno, bajo obediencia, soporta paciente y silenciosamente todo lo que se le inflige. No debería hacer ninguna diferencia si las pruebas son dolorosas, injustas o incluso más allá de su comprensión; no debe cansarse ni darse por vencido.
 
Paso 5. El quinto paso se alcanza cuando uno humildemente le revela a su superior todos los malos pensamientos en su corazón, así como las fallas y los actos malvados que realmente ha cometido.
 
Paso 6. Para lograr el sexto paso uno debe sin reparos aceptar todo lo que es crudo y duro; en todo momento se considera un trabajador pobre y sin valor.
 
Paso 7. El séptimo paso se alcanza cuando uno no solo confiesa que es un miserable inferior y común, sino que lo cree hasta el fondo. Debe estar dispuesto a humillarse.
 
Paso 8. Uno alcanza el octavo paso de humildad cuando solo hace lo que exige la regla común de sus superiores.
 
Paso 9. El noveno paso se puede lograr cuando uno, practicando silencio, solo habla cuando se le hace una pregunta.
 
Paso 10. El décimo paso se sube cuando uno se refrena de la risa indebida y la frivolidad.
 
Paso 11. Para llegar al undécimo paso, uno debe hablar suavemente, sin bromas, sino simplemente, en serio, con sentido, racional y suave.
 
Paso 12. El paso final se alcanza solo cuando uno puede mostrar humildad en todo momento no solo en su apariencia y acciones, sino también en su corazón.


Por:

Comments

Popular posts from this blog

The Memorare

Authors

10 Minute Daily Retreat: 7 Months, 7 Gifts of the Holy Spirit